De cómo el storytelling se volvió viral

El día de hoy podría marcar un antes y un después en la historia de la comunicación comercial en España. Y es que, como todos los años, la proximidad de las fiestas navideñas ha traído a los aparatos de televisión de la mayor parte de familias y hogares un anuncio que, no por esperable, es menos deseado.

La serie de anuncios de la Lotería de Navidad de 2014 es, en sí, un ejercicio de puro storytelling. En su más esencial modalidad de narrativa. Con una serie de personajes llenos de registros dramáticos, con multitud de emociones y sentimientos, con dificultades y retos, con clímax y arcos narrativos para cada personaje.

Una serie de conceptos, todos estos, que iremos explicando en los próximos posts.

De momento, quedémonos con el “claim” con el que a estas alturas de noviembre el primero de los anuncios está corriendo, literalmente, como la pólvora, de red social en red social y de teléfono móvil en teléfono móvil: “Te va a hacer llorar

Y un detalle importante: es una de las primeras ocasiones en las que, al final del anuncio, se hace referencia explícita a las “otras historias” que el “Bar de Antonio” puede ofrecernos. Es decir, una de las primeras veces en las que se reconoce expresamente el ejercicio de storytelling corporativo.

Transmedia

Y es que el Bar de Antonio, además de un recurso narrativo necesario para las distintas historias, es también una estupenda oportunidad para practicar otro nuevo concepto: el Transmedia Storytelling, que también detallaremos más adelante, pero del que ya adelantamos que consiste en la traslación del potencial narrativo a través de diversos medios de comunicación. No sólo TV, sino también Internet, las redes sociales y demás.

No se trata tanto de contar la misma historia en diferentes medios, sino de aprovechar las posibilidades técnicas de los distintos medios para poder contar las historias más adecuadas en cada uno. Exprimir el potencial narrativo al máximo en cada situación.

En esta página del portal del Bar de Antonio se presentan, así de entrada, nueve historias distintas alrededor de la Lotería de Navidad y del bar.

Hoy dejamos aquí la que ha encabezado la campaña. Simplemente una obra de arte.

Masivo

Y otra cosa más. El hecho de que esta historia se esté transmitiendo muy fácilmente a través de las redes sociales, está convirtiendo a esta campaña en un posible “boom” comunicativo que, junto con el alcance geográfico y demográfico de la televisión, acercará el storytelling de forma masiva, quien sabe si definitiva, al público doméstico.

La prensa se hace eco. El público se envía el anuncio para recomendárselo los unos a los otros. Numerosos blogs dedicados al marketing y la comunicación corporativa, como este mismo, están hablando en estos momentos de este anuncio en términos parecidos. Y ello contribuye todavía más a su difusión.

Tal vez este será el primer gran hito de un nuevo modo de entender la comunicación comercial corporativa. Explicar las cosas con sentimientos, para que la gente las entienda.

Tal vez nos haya tocado la lotería. Tal vez será más sencillo hablar de storytelling en las próximas ocasiones.

Mucha suerte, en cualquier caso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.