Storytelling, emociones y toma de decisiones

¿Estás a punto de tomar una decisión empresarial o profesional? Las emociones forman parte de nuestra vida e influencian la forma en que tomamos nuestras decisiones, ¿por qué no gestionarlas en el ámbito de la empresa para competir mejor?

Un artículo de Álex Izquierdo, desde Londres

En posts anteriores ya hemos hablado del potencial del storytelling como medio de transmisión de las emociones. Emparentado con ello, aunque no necesariamente lo mismo, también hablamos del concepto del marketing emocional, una especialización orientada a conectar con los sentimientos, valores y emociones de las personas, teniendo como finalidad suscitar actitudes y acciones favorables hacia un determinado producto.

Las emociones en la toma de decisiones

En el proceso de toma de decisiones, ya sean en el ámbito del consumo, como en la gestión y dirección de empresas, la parte emocional es una cuestión muy seria. El Dr. Néstor Braidot, Director del Brain Decision Braidot Centre, afirma que “200 de las 500 empresas más grandes del mundo (nada menos que el 40%) son propiedad de familias o están controladas por ellas”. Y, sin embargo, la mayoría de las organizaciones familiares (entre el 70% y el 90%) “no han logrado sobrevivir a la primera generación”. Gran parte de esos fracasos se explican por conflictos emocionales que afectan negativamente a la toma de decisiones.

Análogamente, un estudio empírico de la consultora Gyro y el Fortune Knowledge Group de 2014, que analizaba el comportamiento de 720 líderes empresariales de Inglaterra, ha mostrado que el 65% de las empresas entrevistadas reconocen la importancia de las emociones a la hora de tomar decisiones.

Emoción y decisiones

Storytelling en la comunicación emocional

Hoy en día, las compañías utilizan la tecnología para relacionarse entre ellas. Como por ejemplo, los correos electrónicos o las vídeoconferencias. Sin embargo, utilizar exclusivamente la tecnología para la comunicación resulta frío y distante.

Precisamente, el 79% de los encuestados estuvieron de acuerdo en que las emociones son el factor de mayor importancia para la toma de decisiones ante cambios importantes. La preocupación, la decepción, el miedo, el enfado, o la satisfacción y la esperanza son comunes cuando las personas estamos a punto de tomar una decisión que afecta al curso de nuestras vidas.

Las empresas han tomado nota de ello y han optado por influenciar a sus públicos mediante la comunicación basada en emociones. El empleo del storytelling corporativo o del branded content potencia las emociones del receptor y ayuda a que el mensaje sea recibido de forma más eficaz.

Storytelling emociones decisiones

Storytelling según el género

Los estudios han demostrado otra notable evidencia: el tipo de decisiones que toma el público masculino son distintas a las tomadas por el público femenino, ¿el motivo? El cerebro masculino es diferente al femenino. Carla Lloi, periodista de la revista OHLALÁ! defiende en un artículo reciente las diferencias entre el cerebro masculino y el femenino. Su conclusión de que el cerebro femenino es mejor a la hora de resolver problemas, aunque el masculino es más sintético a la hora de explicarlos.

El aspecto relacional es central

Habiendo puesto en evidencia todas estas diferencias, multitud de empresas están viendo la oportunidad de presentar sus ideas y proyectos de forma emocional, en vez de hacerlo a través de datos exclusivamente cuantitativos. Por lo tanto, se abre un nuevo mercado en el ámbito del marketing y la comunicación corporativos, basado en emplear adecuadamente las relaciones interpersonales para construir vínculos emocionales entre las personas y las empresas.

Las empresas deben integrar las emociones en sus relaciones con otras empresas y con sus clientes. Y más concretamente, harán bien en integrar las emociones en sus mensajes corporativos, para convertir su comunicación en algo más emocional. El storytelling corporativo y el branded content se convierten en técnicas adecuadas por su capacidad de vehiculizar esas emociones.

Comunicación interna emocional

¿Qué ventajas tiene para una empresa utilizar una comunicación emocional con sus trabajadores? Jocelyn Giorgana, Psicóloga Docente de Educación Superior del Instituto Superior Hidalgo (Buenos Aires), realizó un estudio en 2010 acerca de la inteligencia emocional en las relaciones laborales. Los cuatro puntos clave que extraemos son:

  • La comunicación mejora entre los trabajadores, pues son más felices al sentirse más valorados.
  • La motivación aumenta, ya que están implicados en la empresa y son más responsables.
  • El clima laboral es más favorable y se traduce en un aumento de la eficacia y eficiencia de la empresa.
  • En consecuencia, la comunicación en todos los niveles de la empresa es más óptima y, tanto los clientes como los trabajadores, conviven creando un mejor ambiente y un rendimiento máximo.

Y, por su parte, Estanislao Bachrach, especialista en innovación y liderazgo, explicaba en una entrevista en febrero del 2015 en el Cronista su punto de vista acerca de la toma de decisiones:

El cerebro tiene tres grandes componentes: instintivo, emocional y racional, los cuales están tomando decisiones todo el tiempo. Cuando se evalúan todas las decisiones que tomamos al cabo del día (por ejemplo: ducharse, hacer café, etc.), el 90% de ellas resulta que son emocionales. Vemos que tomamos decisiones que nos acercan a una emoción positiva, como tomar café. O cosas que nos alejan de algo, como reunirnos con el jefe. Al evaluar esas decisiones, usamos el razonamiento. Pero cuanto mejor conoces tus emociones, mejores decisiones racionales tomas para tu compañía porque están conectadas a algo”.

Conclusión: comunicación emocional garantía de éxito

Las empresas que utilizan las emociones para relacionarse con el público u otras empresas serán más eficaces. Somos seres emocionales, entonces ¿por qué no utilizar el storytelling o el brand content para llegar mejor al público?

Aunque antes de enviar nuestro mensaje hay que tener en cuenta muchos factores como el género, la situación geográfica, etc. Conocer las características del propio público, identificar sus necesidades y ofrecer soluciones específicas.

Las empresas no sólo emitirán mejores mensajes; la audiencia se sentirá importante porque se preocupan por su bienestar y la gente de la empresa se sentirá involucrada y motivada en ella. Así pues, la comunicación emocional es garantía de éxito.

 

Referencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.